en virtud de las dragas de oro actuales